¿Se han diversificado las exportaciones de México? – Análisis Histórico por Mercados de Destino



Marco Metodológico y Conceptual

Con el objeto de tratar de responder la pregunta que enmarca el tema de esta nota, utilizaremos una vez más el estadístico de concentración, el Índice de Herfindahl – Hirschman Geográfico (IHHG), descrito y aplicado en el Blog 5 del 13 de noviembre de 2015[1]. Para ello, utilizaremos la información pública, proporcionada mensualmente por Banxico/INEGI, de las exportaciones de México en el periodo de 1993 a 2015 (acumulada a noviembre) para los 238 socios comerciales con los que se cuenta con información desagregada.

Análisis histórico del IHHG de las exportaciones de México

La primera característica que llama la atención de la Gráfica A es el extremadamente alto nivel que históricamente ha tenido el IHHG de las exportaciones mexicanas. El nivel mínimo alcanzado en 2012 fue 6,055 y el máximo de 7,881 en 2000.

GRÁFICA A

Slide1

Estos altos niveles que el IHHG acertadamente registra en las exportaciones de México son producto de la concentración de los mercados de destino. De 1993 a la fecha, el promedio del porcentaje de exportaciones mexicanas dirigidas al mercado de EE.UU. ha sido de 83.7%, esto explica tautológicamente el altísimo nivel de las cifras del IHHG.

Siguiendo la interpretación canónica de política de competencia, un IHH superior a 2,500 es considerado un mercado altamente concentrado[2]. No obstante, la interpretación normativa del IHH, utilizada en política de competencia, no debería extrapolarse, sin consideraciones adicionales, al campo de la política comercial y de la concentración del comercio de determinado país.

Una cifra alta del IHHG implica, al igual que en el campo de política de competencia, una concentración de la variable en cuestión. Sin embargo, en exportaciones o importaciones debe interpretarse primeramente como una característica idiosincrática de las relaciones comerciales de un país con el mundo o con algunos socios comerciales y no necesariamente como algo perjudicial per se; aunque sí tiene connotaciones de riesgos estructurales, producto de la alta concentración en uno o pocos mercados de destino, en el caso de exportaciones, o de proveedores, en el caso de importaciones.[3]

Abstrayéndonos de connotaciones normativas y concentrándonos en un enfoque de economía positiva, la evolución del IHHG de las exportaciones de México puede describirse en 3 fases como bien lo sugiere la Gráfica A:

  1. Fase I – Concentración TLCAN (1993-2000). Esta etapa se caracterizó por un incremento en la ya alta concentración exportadora de México a un solo mercado. La concentración exportadora se incrementó 14.9%, medido a través de un aumento en el IHHG de 6,858 en 1993 (Pre-TLCAN) a 7,881 en 2000. En términos de participaciones, esto implicó un aumento de 6.0 puntos porcentuales en las exportaciones dirigidas a EE.UU., de 82.7% en 1993 a 88.7% en 2000. La ventaja de utilizar el IHHG versus el análisis parcial de participaciones por socios comerciales es que toda la información es utilizada en el cálculo y se puede cuantificar con mayor precisión los cambios de las fuerzas económicas o políticas comerciales en juego. En esta fase, el aumento en la concentración puede explicarse por la entrada en vigor del TLCAN en 1994 y las ventajas comerciales que se estaban generando para los exportadores mexicanos en el mercado de EE.UU. Adicionalmente, no hay que olvidar que en ese periodo, la economía de EE.UU. estuvo creciendo a tasas promedio del 4% anual, por lo cual, aplicando el modelo gravitacional de comercio[4], el incremento en la concentración de la Fase I era un resultado natural.
  2. Fase II – Diversificación incipiente a nuevos mercados (2000-2012). Esta etapa se caracterizó por una reducción importante en la concentración exportadora de México a un solo mercado. El IHHG se redujo 23.2% al pasar de 7,881 en 2000 (Cúspide TLCAN) a 6,055 en 2012. En términos de participaciones de EE.UU., éstas se redujeron 11.1 puntos porcentuales, es decir, de 88.7% en 2000 a 77.6% en 2012. Por primera vez desde que se tiene registros por socios comerciales, la participación de las exportaciones dirigidas a EE.UU. cayó por debajo de 80%, hecho inédito en la comercio reciente de México. Esta desconcentración moderada de las exportaciones mexicanas fue producto del dinamismo económico en terceros mercados no tradicionales como China, Colombia, Brasil, España, Canadá, India, Corea del Sur, Chile, Argentina y Perú. Asimismo, podríamos asumir que algunos exportadores mexicanos cuentan con mejores estrategias de negocios y conocimientos de otros mercados que les ha permitido diversificar sus exportaciones. En términos del modelo gravitacional, el crecimiento económico relativamente superior en el resto del mundo versus EE.UU. permitió que el IHHG se redujera. Sin embargo, es claro que un nivel de 6,000 sigue implicando concentraciones extremadamente altas bajo cualquier estándar mundial. No obstante, como se mencionó anteriormente, esto debe ser considerado como un aspecto idiosincrático de las exportaciones mexicanas, las cuales, están sujetas a una fuerza de “atracción” gravitacional muy elevada vis-à-vis otras regiones geográficas del mundo.
  3. Fase III – El Regreso de la Fuerza (2012 – actualidad). Esta etapa reciente se caracteriza por un nuevo incremento en el IHHG que hasta el estimado 2015, es de 8.6%, y los niveles ya rebasaron, de nuevo, 6,500; regresando a niveles similares a los anteriores a la Gran Recesión. El modelo de atracción gravitacional es de gran utilidad para explicar esta nueva concentración en las exportaciones de México hacia EE.UU. En la medida que el resto del mundo muestra problemas económicos (Europa y América Latina) y el crecimiento de Asia ha empezado a mostrar menores tasas y se tambalea, los diferenciales de tamaños relativos entre EE.UU. y el resto del mundo no muestran reducciones adicionales y podrían incrementarse en el futuro, lo que en términos del modelo gravitacional implicaría que las exportaciones de México se ven atraídas con mayor fuerza al mercado cercano y de crecimiento en el ingreso más sólido (i.e. EE.UU.). De mantenerse esas tendencias, no sería sorprendente que en los próximos años el IHHG continúe en ascenso y la diversificación incipiente de la Fase II se reduzca sustancialmente.

Slide2

[1] Ver Blog: ¿Se ha democratizado el Sistema Multilateral de Comercio? Segunda Parte.

[2] Horizontal Merger Guidelines. U.S. Department of Justice and the Federal Trade Commission, issued August 19, 2010; consultado el 8 de enero de 2016 de http://www.justice.gov/atr/horizontal-merger-guidelines-08192010#5c.

[3] Algunos de los riesgos serían económicos (dependencia excesiva a los ciclos económicos de otro país), geopolíticos, industriales (dependencia de recursos naturales estratégicos como petróleo), por mencionar algunos.

[4] En su versión más simple, el modelo gravitacional del comercio establece que los flujos comerciales entre dos países o regiones es directamente proporcional a sus tamaños (PIB o Población) e inversamente proporcional a la distancia y/o costos para comerciar entre ellos.

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s