Relaciones Económicas II: Sesgo Económico – Segunda Parte



La métrica más importante para medir la importancia económica que proyecta cualquier país en otro es la función distancia. No obstante, la ubicación de las coordenadas en el plano cartesiano de dicho socio también juega un papel muy importante, pues dictará el énfasis que se le debe dar a la relación económica bilateral, en términos de comercio o inversión, en el caso de dos variables. A este concepto se le llamará el sesgo económico de la relación bilateral.
En términos matemáticos de este modelo sencillo, el sesgo es simplemente la razón de la participación en la inversión extranjera directa acumulada a la participación en el comercio total, es decir,

Sesgo Económico i  =  Part.% IEDA i / Part.% CT i

Donde i = socio económico i de México.

  • Cuando el sesgo económico es igual a 1 (en términos geométricos el ángulo de 45º), la relación económica con ese socio será considerada como un sesgo neutral, es decir, ambas variables son igual de importantes en dicha relación económica y al momento de negociar acuerdos con intereses económicos el énfasis debe estar equilibrado desde el punto de vista de México.[1]
  • Un sesgo económico mayor a 1 implica un énfasis en inversión en dicha relación económica de México (el ángulo es mayor a 45º).
  • Alternativamente, un sesgo económico menor a 1 implica un interés revelado en comercio (ángulo menor a 45º).

Para entender gráficamente y geométricamente estos conceptos, utilizaremos el siguiente gráfico y lo ejemplificaremos con algunos socios económicos de México para el año 2015.

Slide1

  • España y Países Bajos son dos socios económicos de México que tienen un sesgo muy fuerte de inversiones. Sus sesgos económicos son 12.21 y 18.56, respectivamente, y para aquellos interesados en la geometría y en el Teorema de Pitágoras de la secundaria, sus ángulos implícitos son 85.32º y 86.92º. Resumiendo, cualquier socio ubicado por arriba de la línea de neutralidad en el Sesgo de la Relación Económica, se les considerará, socios con sesgo inversor en México y por consiguiente, ya tenemos una forma adicional de caracterizar a dichos socios y la manera de desarrollar una relación económica bilateral con ellos.
  • Asimismo, China y Malasia son dos socios económicos con una fuerte tendencia comercial. Sus métricas de sesgo son de 0.01 y 0.00, respectivamente; en términos de ángulos 0.55º y 0º. En estos momentos, estos dos socios económicos muy importantes para México (pues su función distancia se encuentra relativamente alejada del origen) muestran un sesgo muy dominante hacia el comercio y casi nulo de inversión. ¿Acaso se puede incidir en este comportamiento? En casi afirmativo, ¿cómo podríamos hacer que evolucione la actual relación económica a otro punto en el plano cartesiano?
  • Socios ubicados en la vecindad de lo que se ha llamado “Línea de Neutralidad en el Sesgo de la Relación Económica”, se les considerará como socios sin sesgo económico revelado, ambas variables son importantes al momento de fomentar una relación económica bilateral. Dos ejemplos muy relevantes de sesgo neutral serían Japón y Alemania.

El sesgo inversor, comercial o neutral no debe interpretarse desde un punto de vista negativo de preferencias, es decir, no es malo o bueno que China o Malasia muestren un marcado sesgo comercial o alternativamente que España o Países Bajos tengan un sesgo inversor, ni que Alemania y Japón sean favorecidos pues muestran sesgos neutrales en la relación con México.

La interpretación normativa del sesgo tendría que provenir del énfasis en política pública que debe darle México a dicha relación económica y de una correcta asignación de recursos a cada relación económica congruente con la función distancia y el sesgo económico.

[1] No obstante, hay que recordar que estos conceptos son simétricos, y puede darse el caso de que el sesgo económico que proyecte México en el socio i no sea neutral y el socio i tenga un interés más fuerte hacia comercio o IED, es decir, existen asimetrías de intereses en estas negociaciones y cada socio deberá conocer adecuadamente estos sesgos y distancias para poder diseñar una estrategia coherente de negociación.

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s