Aplicación 3: Función Distancia y la Elección de un Tratado de Libre Comercio



Otro posible uso de la métrica de la distancia podría ser un indicador de primera aproximación, cuando se tiene que elegir o explorar socios, con el objeto de negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC), a razón de que las dos variables utilizadas para su construcción son los pilares dentro de las negociaciones de un TLC, a saber, comercio e inversión.

Como se ha reiterado a lo largo de varias entradas de este Blog, un valor o índice alto de la métrica de la distancia implica una mayor importancia económica proyectada y por lo tanto, al negociar un TLC con socios económicos que muestran altos niveles de la función distancia aseguramos una mayor incidencia y potenciación de la negociación dentro de la economía, aunque consecuentemente, y aparentemente directamente proporcional, se incrementan las críticas y presiones internas por desdeñar a esos socios económicos con alto nivel de impacto. Por ejemplo, en su momento, el TLCAN fue considerado un grave error en ambos lados de la frontera. Asimismo, actualmente, el TTIP y el TPP son ampliamente cuestionados y se les adjudican problemas ajenos a dichas iniciativas.

Siguiendo un enfoque positivo, utilizaremos la función distancia “distanciándonos” de las críticas y posiciones políticas y nos concentraremos en un análisis económico puro y por consiguiente, “naive”.

Para este análisis, nos concentraremos en el conjunto de socios económicos conocido como G-20, excluiremos aquéllos con los que actualmente contamos con TLCs en vigor[1] y al subconjunto remanente[2] aplicaremos algunos conceptos previamente descritos tales como: a) valor promedio y 2015 de la métrica de la distancia, b) evolución durante el periodo 1999 – 2015 y c) tendencia secular (valor de la pendiente logarítmica estimada).

¿Qué tiene que decir la función distancia sobre la relevancia de estos socios cuando se explora un nuevo TLC, en caso de que fuera posible políticamente?

Slide1

a) Sobre el ordenamiento

Al observar el gráfico, queda claro que el ordenamiento sugerido por la función distancia favorece ampliamente a China con un valor de 9.65 en 2015, seguido por Corea del Sur (2.35) y Brasil (1.35). En cuarta posición se encuentra la India (0.75); en quinta, Argentina (0.42); sexta, Australia (0.34); séptima, Rusia (0.22); octava, Indonesia (0.18); novena, Turquía (0.11) y cerrando el ranking de TLCs potenciales dentro del G-20, seguirían Sudáfrica (0.06) y Arabia Saudita (0.05).

Tomando como numerario a Brasil, la importancia económica de China sería 7.1 superior a éste y la de Corea del Sur, 1.7 veces; por consiguiente, si fuera posible la negociación de un TLC, la función distancia estaría en chino y como segundo lugar en coreano.

b) Sobre la evolución

Al comparar las trayectorias de la función distancia de China versus Corea del Sur y Brasil, llama la atención como de 1999 a 2001, la función distancia asignaba valores muy similares para esos tres socios, incluso, Corea del Sur resultaba ser un socio económico más importante que China. Sin embargo, luego de la entrada de China a la OMC el 11 de diciembre de 2001, el panorama comercial y de inversiones mundiales cambió radicalmente y el mercado mexicano no ha sido la excepción del ascenso de China.

De 1999 a 2015, la métrica de la distancia de China se ha incrementado de 0.74 a 9.65, es decir, a una tasa promedio anual de 17.4%, o en términos de la Tabla de Criterios de Importancia Económica, China pasó de ser un socio importante a uno sobresaliente en este periodo. De continuar esa intensidad bilateral en el comercio y la inversión, la relación económica bilateral podría ser considerada como estratégica para el año 2020.

Algunos comparativos de la importancia económica de los socios G-20 usando la evolución de la métrica de la distancia

  • Brasil vs. Corea del Sur
    • En el periodo 1999 a 2005, la brecha entre las trayectorias de distancia de Brasil y Corea del Sur era de 32%, es decir, de un promedio de 1.00 de Brasil versus 1.31 de Corea del Sur. Sin embargo, a partir de 2005, la relación económica con Corea del Sur ha mostrado un mayor dinamismo, mientras la de Brasil se ha estancado; esto se ha reflejado en una brecha creciente de 64.5% en el periodo 2005 – 2015.
  • Argentina vs. India
    • La importancia de la relación económica con Argentina, medida a través de la distancia, había mostrado un dinamismo creciente hasta 2006. Posteriormente, la métrica de la distancia ha mostrado una tendencia decreciente. De 2006 a 2015, el índice de distancia nos indica una caída de 35.5% en la relación económica bilateral. Caso contrario de la relación económica con la India, en 1999, la métrica de la distancia era tan solo de 0.09, es decir, una importancia bilateral proyectada en México muy baja o poca, en 2015, la métrica se ubica en 0.75, es decir, 81.1% superior a la registrada con Argentina.

c) Sobre la tendencia

Finalmente, realizando una estimación de la tendencia logarítmica de cada uno de las economías del G-20, encontramos que la tendencia de la métrica de la distancia de China ha sido la más dinámica, seguida por la India, Turquía y Rusia, aunque estos últimos 3 de una base muy baja.

COMENTARIO AL MARGEN

Antes de terminar, debemos matizarse este ejercicio comentando que aunque la distancia es el indicador más relevante para medir relaciones económicas, también es importante considerar el SESGO económico de la relación en cuestión, es decir, existe un sesgo comercial o de inversión; posteriormente, si la relación comercial es sesgada a exportaciones o importaciones. Sin embargo, al hacer eso, ya estamos entrando en los caminos de la economía normativa.

[1] EE.UU., Canadá, Japón, la Unión Europea, incluyendo a sus miembros actuales: Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Con respecto a este último, quizá valga la pena analizarlo por separado, en caso de que el BREXIT se convierta en una realidad.

[2] El subconjunto remanente sería: Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, Federación Rusa, India, Indonesia, Sudáfrica y Turquía. Para fines de análisis, Australia se considera un país con el cual no contamos un TLC vigente, dado que el TPP aún no se ha ratificado.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s