Month: June 2017

Andamiaje arancelario y su estructura de importaciones: Cuadro Sinóptico.


No Comments

Slide1

Advertisements

Estructura importadora y arancelaria de las principales 80 fracciones arancelarias provenientes de EE.UU. ordenadas por su valor de importación en México.


No Comments

  • En 2016, México importó 179,507 millones de dólares (mdd) en bienes provenientes de EE.UU., registrándose dicho intercambio en 9,942 fracciones arancelarias de la tarifa del sistema armonizado (TSA), es decir, en casi 80% del universo de las fracciones arancelarias que México posee.
  • Las primeras 80 fracciones arancelarias, ordenadas por su valor de importación, cubren 41.7% de las importaciones totales que México realizó de EE.UU. en 2016, sobresaliendo las de derivados del petróleo (capítulo 27), maíz amarillo y trigo (capítulo 10), sector automotriz y sus partes (capítulo 87); aparatos eléctricos y electrónicos y sus partes (capítulo 85); máquinas, aparatos y artefactos mecánicos y sus partes (capítulo 84); operaciones especiales amparadas en programas de competitividad sectorial (capítulo 98); instrumentos y aparatos de medicina (capítulo 90); semillas de soya y sus subproductos (capítulos 12 y 23); carne de res, puerco y aves (capítulo 2); leche en polvo (capítulo 4); fructuosa (capítulo 17); por mencionar los principales productos.

Análisis de la estructura arancelaria del subconjunto de las 80 fracciones

Con el objeto de analizar la estructura arancelaria de México y su relación con las importaciones de México, se plantea un enfoque usando tres niveles arancelarios que han convivido desde 1994:

  • El preferencial del TLCAN a EE.UU. que podría resumirse como el de mayor ambición en términos de liberalización arancelaria, dado que no existen exclusiones en el universo arancelario como es el caso de los TLC vigentes con el resto de los países donde algunos productos sensibles fueron excluidos del proceso de desgravación arancelaria y/o eliminación de cuotas. El nivel arancelario TLCAN-EE.UU. representa el mejor escenario de acceso al mercado mexicano que algún país pudiera ambicionar, dado que todo el universo de bienes se encuentra exento de aranceles y consolidado a través del TLCAN.
  • El de Nación Más Favorecida (NMF) aplicado a todos los miembros de la OMC o en caso de exclusión en ciertos TLCs a algunos productos sensibles.
  • El consolidado en OMC, el cual México tiene la potestad de aplicar en caso que así lo decida y con ello aumentar sus aranceles NMF vigentes sin incumplir sus obligaciones dentro del seno de la OMC.

Slide1

Estructura arancelaria de importación de las 80 fracciones provenientes de EE.UU.

Comparando los tres niveles arancelarios planteados en este análisis encontramos:

  • Los niveles preferenciales TLCAN-EE.UU. y NMF vigente son bastante cercanos en términos de aranceles promedio simple (0 vs. 0.4%) y ponderados (0% vs. 3.6%). Sin embargo, de nuevo, se aprecia el efecto de los picos arancelarios de México en ciertos productos como automotriz, carne de res, puerco y aves, leche en polvo, fructosa y edulcorantes.
  • Otro factor de riesgo a considera, en caso de perder el tratamiento preferencial TLCAN por parte de EE.UU., es que sus productos perderían competitividad dentro del mercado mexicano vis-a-vis los países con los cuales México seguiría teniendo TLCs vigentes.
  • El mayor riesgo de perder el tratamiento TLCAN preferencial para EE.UU. radica en el enorme margen que tiene México de incrementar los actualmente bajos aranceles NMF hasta alcanzar los extremadamente altos, y en muchos casos prohibitivos, aranceles consolidados en OMC.

Slide2

80 principales fracciones importadas por EE.UU. provenientes de México en 2016 y su estructura arancelaria NMF y preferencial.


1 Comment

Principales 80 fracciones arancelarias provenientes de México ordenadas por su valor de importación en Estados Unidos y su estructura arancelaria.

  • En 2016, Estados Unidos importó 294,151 millones de dólares (mdd) en bienes provenientes de México, registrándose dicho intercambio en 6,174 fracciones arancelarias de su tarifa del sistema armonizado (TSH), es decir, casi 55% del universo de las fracciones arancelarias que EE.UU. tiene en su TSH.
  • Las primeras 80 fracciones arancelarias, ordenadas por su valor de importación, cubren 64.14% de las importaciones totales que EE.UU. realizó de México en 2016, sobresaliendo las del sector automotriz y sus partes (capítulo 87); aparatos eléctricos y electrónicos y sus partes (capítulo 85); máquinas, aparatos y artefactos mecánicos y sus partes (capítulo 84); petróleo crudo; cerveza; aguacates; tomates; pimientos; ganado bovino vivo; tequila; instrumentos y aparatos médicos (capítulo 90); metales preciosos (oro y plata), algunos confecciones y prendas de vestir (capítulo 62), por mencionar los principales productos.

Análisis de la estructura arancelaria del subconjunto de las 80 fracciones

  1. Estructura arancelaria Nación Más Favorecida (NMF)
  • 29 fracciones de este subconjunto se encuentran libres de arancel y consolidadas dentro de la estructura arancelaria negociada en la OMC en estatus de NMF.
  • 43 fracciones arancelarias mantienen un arancel ad valorem consolidado de NMF que fluctúa entre 1.4% a 25%.
  • 7 fracciones poseen un arancel específico, cuyo arancel ad valorem equivalente depende del precio de cada producto en cuestión.
  • 1 fracción que agrupa importaciones estimadas con un bajo valor transaccional (9999.95.00) las cuales no poseen un arancel NMF explícito.

Slide1

Slide2

  1. Estructura arancelaria preferencial
  • A razón de la firma de 14 tratados de libre comercio (TLC) con 20 países[1], EE.UU. concede acceso preferencial a su mercado a dicho grupo de países. Asimismo, existen otros sistemas de acceso preferencial unilaterales tales como el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), African Growth and Opportunity Act y Caribbean Basin Economic Recovery Act, por mencionar los principales. Analizando la muestra de las 80 fracciones se observa que las 50 fracciones que poseen arancel NMF, todos los países con TLC se encuentran libres de arancel, con la excepción de 10 fracciones para el caso de Corea del Sur y Australia donde 8 aún se encuentran en proceso de desgravación para Corea del Sur (sector automotriz, plásticos, prendas de vestir y maquinaria) y 2 fracciones en el caso de Australia (aguacate y ganado bovino vivo).
  • Todo el universo de la TSH de EE.UU. se encuentra libre de arancel para México desde 2008, aunque no implica necesariamente libre comercio en todos los productos, pues existen acuerdos de suspensión en azúcar y tomate, donde existen precios mínimos de entrada al mercado de EE.UU. y restricciones en las decisiones de exportación como la razón de azúcar refinada a bruta, por ejemplo.
  • Otro factor crucial para poder acceder al mercado de EE.UU. con el beneficio arancelario preferencial es el cumplimiento de las respectivas reglas de origen negociadas en cada uno de los TLCs y en los sistemas de acceso preferencial unilaterales.
  • En este punto vale la pena hacer una revisión de la coherencia, compatibilidad y posible acumulación de las reglas de origen de los 14 TLCs y de los sistemas preferenciales unilaterales que tiene actualmente EE.UU.; asimismo los efectos pro-competitivos de otros TLCs firmados por Canadá y México, pues en ello radicaría la competitividad sectorial regional de varias industrias manufactureras globales, en caso de tratar de incrementar el contenido regional de América del Norte.
  1. Estructura arancelaria de las importaciones de México en EE.UU. en un contexto de NMF
  • Como se mencionó anteriormente, el arancel efectivo pagado actualmente por las importaciones de México para acceder al mercado de EE.UU. es cero, sujeto a la condición de cumplir cabalmente con las reglas de origen negociadas en el TLCAN.
  • Sin embargo, suponiendo que no existiera un TLC vigente o en caso extremo se denunciara el TLCAN, la estructura arancelaria que aplicaría para México sería la negociada por EE.UU. ante la OMC. Utilizando el subconjunto de las 80 fracciones que cubren 64.14% de las importaciones totales y aranceles ad valorem equivalentes para las fracciones con aranceles específicos (petróleo crudo, aguacate, tomate, ganado bovino vivo, pimientos), el arancel implícito ad valorem que México pagaría estaría alrededor de 4.2%, en 2016; similar al promedio simple del arancel NMF aplicado, según datos de la OMC, en 2015 de 3.5%[2]
  • En principio, dicho arancel parece bastante bajo. Sin embargo, ya se aprecian picos arancelarios en algunas fracciones del sector automotriz (las del infame “Chicken Tax” de 25% de las camionetas y pick-ups) y prendas de vestir (16.6%). Si expandimos la muestra a las primeras 150 fracciones, es decir, casi 74% de las importaciones, aparecen los picos arancelarios del sector agropecuario y agroindustrial (vegetales frescos, espárrago, azúcar).
  • La estructura arancelaria NMF de EE.UU. tiene aranceles aplicados pequeños y un promedio bajo. Sin embargo, el problema surge en los picos arancelarios de ciertos productos de alto interés exportador de México que combinados con reglas de origen más restrictivas y con objetivos competitivos poco claros o transparentes generaría un ambiente poco amigable a las inversiones y generación de valor nacional.

 

 

[1] Australia, Bahréin, Canadá, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Israel, Jordania, Marruecos, México, Nicaragua, Omán, Panamá, Perú y Singapur.

[2] http://stat.wto.org/TariffProfile/WSDBTariffPFView.aspx?Language=E&Country=US