Trivia XIV: ¿Son los superávit comerciales absolutos petrolero de 2006 y no petrolero de 2017 máximos relativos también?



En la entrada del Blog del 7 de febrero de 2017 se comentó sobre algunos indicadores o métricas relacionados con la balanza comercial, en particular, se analizó el saldo comercial como proporción del comercio total, a dicha razón se le llamó saldo comercial relativo al comercio[1].

Asimismo, en la entrada del Blog del 30 de enero de 2018, se presentó la evolución de las balanzas sectoriales petroleras y no petroleras en su versión absoluta. Se observa que el mayor superávit comercial petrolero se alcanzó en 2006 con un monto de 19.4 miles de millones de dólares (MMD) y en 2017, se ha obtenido el mayor superávit comercial no petrolero con un monto de 7.5 MMD[2].

En esta Trivia, se analiza si dichos montos absolutos sectoriales mantienen su estatus de máximo cuando se evalúan bajo un criterio relativo de las balanzas sectoriales y sus posibles implicaciones en la interpretación de dichos montos.

Diapositiva2

Evaluación

El máximo absoluto 2006 del superávit comercial petrolero NO es un máximo en su versión relativa, dado que este último se alcanzó en 1996 con una métrica de 58.7% como porcentaje del comercio petrolero versus un 33.0% en 2006. Asimismo, se observa una tendencia decreciente en el superávit relativo petrolero, en la medida que las importaciones petroleras crecían a un mayor ritmo que la exportación de petróleo crudo, generando una menor creación de valor agregado en el sector hasta su desaparición a finales de 2014. La serie de tiempo relativa también experimenta ajustes importantes en 1998 y 2008, lo que no se aprecia tan dramático en la versión absoluta, lo que enfatiza la importancia desde el punto de vista de análisis estructural del sector.

El máximo absoluto 2017 del superávit comercial no petrolero SÍ es también un máximo relativo, aunque no tan contundente como aparenta ser en la versión absoluta. En 1995, el sector no petrolero registró un superávit comercial por 1.1 MMD, lo que implicó un superávit relativo de 0.8% como razón del comercio no petrolero. Dicho superávit fue consecuencia directa de la súbita ganancia en competitividad producto de la devaluación del peso en el infame episodio conocido coloquialmente como el “error de diciembre” o la “Crisis Tequila”. En 2017, se presenta nuevamente un superávit, ahora, por 7.5 MMD lo que implica en términos relativos al comercio no petrolero, un superávit relativo de 1.0%.

El ejercicio anterior nos sirve para entender la diferencia entre los déficit o superávit absolutos y relativos y cómo debería realizarse una correcta evaluación e interpretación a nivel sectorial, en este caso, o a nivel de socios comerciales.

[1] https://fgsaenzfgs.blog/2017/02/07/indicadores-economicos-relacionados-con-la-balanza-comercial-aspectos-generales/

[2] https://fgsaenzfgs.blog/2018/01/30/deficit-comercial-2017-resultado-de-las-fuerzas-contrapuestas-en-dos-grandes-sectores-de-la-economia-mexicana/

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s