Cambio estructural sectorial en las exportaciones agrícolas de México hacia Estados Unidos: Pre-TLCAN – La estructura exportadora en 1993 (Primera Parte)



En este apartado, se analizarán los cambios estructurales que el TLCAN ha implicado en el sector agrícola exportador de México dentro de su principal mercado mundial que es Estados Unidos, medido a través de la composición de las exportaciones por capítulo del sistema armonizado[1]. Para ello, nos valdremos de los Cuadros 1, 2 y 3.

  1. Estructura exportadora agrícola de México a EE.UU. en 1993

En 1993, las importaciones agrícolas[2] de EE.UU. provenientes de México ascendieron a 3.1 miles de millones de dólares (MMD), lo que representó 7.9% de las importaciones totales que EE.UU. realizó de México y 10.0% de las importaciones agrícolas que EE.UU. hizo en el mundo. Los capítulos-productos que México más exportaba a EE.UU. antes del TLCAN eran: hortalizas y verduras (capítulo 7), frutas y frutos comestibles (cap. 8) y animales vivos (cap. 1) que comprendían casi el 58% de los productos agrícolas que exportábamos a EE.UU., productos donde México poseía ventajas comparativas reveladas claras vis-à-vis EE.UU. Asimismo, se puede apreciar varios capítulos donde las exportaciones mexicanas agrícolas eran marginales tales como: cereales, productos de molinería, residuos de las industrias alimentarias/alimentos preparados para animales (capítulos 10, 11 y 23, respectivamente), leche y sus derivados (cap. 4) y carne y despojos comestibles (cap. 2), donde claramente México exhibía desventajas competitivas reveladas versus EE.UU., mostrando un claro patrón de importador neto en dichos productos y déficit comerciales que se acumulaban año tras año.

Cuadro 1

Slide1

Ante este escenario, muchos detractores y críticos del TLCAN consideraban que el sector agrícola mexicano no estaba preparado para competir versus dos colosos agrícolas como Estados Unidos y Canadá dadas las carencias y falta de competitividad de los sectores agrícolas mencionados anteriormente.

Sin embargo, por otro lado, las oportunidades de exportación en varios sectores agrícolas mexicanos eran considerables dado el tamaño de los mercados agrícolas de EE.UU. donde México contaba con ventajas competitivas reveladas. Asimismo, los cambios de preferencias hacia productos más saludables con elasticidades ingreso positivas y el alto poder adquisitivo de los consumidores en Norteamérica implicaba que México podría especializarse y reforzar su competitividad en otros productos agrícolas no tradicionales.

Dos indicadores del desempeño exportador potencial y real de ciertos productos se veían ya reflejados en el panorama exportador a Estados Unidos en 1993. Por ejemplo, la razón de las importaciones que Estados Unidos realizaba de México como porcentaje del total importado al mundo. En 1993, dicha razón de penetración y confiabilidad de la proveeduría mexicana dentro de la oferta agrícola de EE.UU. se refleja claramente en dos capítulos de la tarifa arancelaria donde más del 60% de las importaciones realizadas por EE.UU. al mundo provenían de México, a saber, hortalizas y verduras (cap. 7) con 66% y materias trenzables vegetales (cap. 14) con 64%. Adicionalmente, otros 3 capítulos tenían una participación superior al 14% del total importado, café, té y especias (cap. 9), frutas y frutos comestibles (cap. 8) y animales vivos (cap. 1).

El otro indicador de desempeño lo llamaremos intensidad capítulo-producto que se definirá como la razón de las participaciones de cada capítulo dentro del total de México versus la del mundo, esto es similar al índice Balassa de ventajas comparativas reveladas. Si la intensidad es superior a 1, quiere decir que México revela una ventaja comparativa en dicho capítulo versus el equivalente del mundo. En esa misma línea de ideas, se calcula un índice similar donde se obtiene la razón de penetración de México en cada capítulo agrícola del 1 al 24 en las importaciones totales de EE.UU. como porcentaje de la penetración del sector agrícola agregado versus el mundo dentro de las importaciones agrícolas de EE.UU.

Estos dos indicadores de desempeño exportador, la intensidad capítulo-producto a total y la intensidad capítulo-producto a sector agrícola, muestran que solamente cinco capítulos-producto de las exportaciones de México en 1993 poseían condiciones globales de competitividad dentro del mercado agrícola de Estados Unidos:

  • Animales vivos, capítulo 1
  • Hortalizas, plantas, raíces y tubérculos alimenticios; capítulo 7
  • Frutas y frutos comestibles; capítulo 8
  • Café, té, yerba mate y especias; capítulo 9
  • Materias trenzables y demás productos de origen vegetal; capítulo 14

Como podemos apreciar en este análisis inicial y retrospectivo del sector agrícola exportador en 1993, todos esos sectores son considerados agropecuarios y en general no se incurre en procesos productivos de valor agregado para exportar dichos productos.

[1] En este caso utilizaremos las importaciones agrícolas registradas por Estados Unidos provenientes de México, o sea, exportaciones de México a Estados Unidos, con la salvedad de que son los registros aduaneros que Estados Unidos compila de México.

[2] El sector agrícola usado en esta definición sectorial ad hoc será la suma de los primeros 24 capítulos de la tarifa.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s